sábado, 25 de agosto de 2007

Almariyyat (25ª parte “Apuntes de Viaje”)



El Alcazaba es un sitio precioso, tranquilo, lleno de jardines por dentro, de murallas y torres por fuera, por fin un resquicio de algo natural. Desde esta torre se divisa la ciudad, y también el desierto. Aunque ahora mismo hace tanto sol que aquello es como un apacible infierno. Almería viene de “Almariyyat”, que quiere decir, precisamente, “atalaya”. ¿Para divisar qué? ¿Los posibles ejércitos de tierra?¿Las flotas navales?¿Comerciales?¿El compás del corazón?¿Su incendio? Desierto, desierto, desierto. Y yo en medio.