martes, 30 de octubre de 2007

ANIMAL IDIOTA EN UN RINCÓN CON PAPEL Y PLUMA


Te agarras a tu escritorio como un amante ciego:
Temeroso del mundo. Enemigo del dolor.
Te incineras en la escritura y su negro arpegio.
¿Cuándo silenciaste tu propia voz?
¿El bello adjetivo?¿La retórica de caballos y espadas?
¿Cuando se infiltró en tu carne el miedo del amor?

Eres un animal asustado, y no sangras.

¿Es tu alma blanca tu mejor disfraz?
Te agarras al ordenador como un pulpo viejo
y tecleas y tecleas esquivando cualquier cosa en que pensar:
¿cuántas huellas habrás perdido
bajo la cúpula de vidrio de este immóvil lugar?
¿Por qué aún preguntas dónde ya no estás?
Inútilmente celebras el aniversario de tu auto-olvido.
Absurdamente el crudo poema te separa, sin anestesia, sin protestar,
de lo que te queda por vivir, de lo que no recuerdas haber vivido.
Sin esperanza terminas lo que aún tienes que empezar,
como el poema que de ti ya se ha reído y no te sabrá llorar.

Mejor hubiera sido abrir la puerta, salir al mundo y desnudar el amigo.


O buscar el círculo perfecto clavándote en el pecho la aguja de un gran compás

8 comentarios:

quieto en llamas dijo...

0.Oç


filobarroc

lourdes dijo...

El mateix, et dic ara, segueix filla meva, m'impresiones amb el teus escrits.

bosquimano dijo...

¡válgame! qué daga más certera, aturdidora.

mis respetos,
bosquimano

hiperboreana Ingrid dijo...

Gràcies Jordi, mare i Bosquimano. Respetos devueltos... Hay cosas que parece que van a la par. Cuando terminé de escribir el poema me vino a la cabeza esa salvajada de pintura de Rembrandt. Ahí están. Algunos también navegamos on the same road...

oriol dijo...

ara m'has fet esgarrifar, dimoni, i no oblidaré la teva imatge

hiperboreana Ingrid dijo...

Millor que l'oblidis la imatge de Rembrandt, de fet, pots buscar-li una mica de sentit de l'humor si te l'aprens com la continuació de l'altre quadre "la lliçó d'anatomia"... Ja en sé ja de fer esgarrifar, de treure foc pels queixals i de caure de culs a terra perquè costa enfilar-se dret per aquesta extranya pendent...

Associació Cultural dijo...

no m'esgarrifava pas rembrandt, si no la imatge aquella del cercle perfecte, buff!

hiperboreana Ingrid dijo...

Sí, la desesperació pot donar els seus fruits, les seves negres figures. El romanticisme ens ha petjat a tots, de formes molt diferents, però petjats. Un petó