miércoles, 27 de febrero de 2013

HAY UNA CRÓNICA QUE ME GUSTARÍA LEER

Textos al vuelo que aparecen, fugaces, en las redes sociales. Dejo una reflexión del amigo Jordi Carrión, un micro-texto, que resume muy bien el trollismo de la red, las nuevas, silenciosas y anónimas formas de "barbárie a cuenta gotas", esta curiosa forma de ocupación del poco tiempo vital que se nos ha concedido a nosotros, los idiotas, los mortales hiperconectados:


"Hay una crónica que me gustaría leer. Es la crónica de cuatro o cinco personas. Su vida cotidiana. Su trabajo, sus hijos, sus amigos, sus bares y, entre sus vicios, uno, el que los une y los convierte en protagonistas de la historia: entrar en las páginas de los diarios para insultar, celebrar fallecimientos y atentados terroristas, odiar en mayúsculas y amenazar de muerte. Quiero saber qué hacen después de teclear la infamia. Cómo miran a su mujer o a su hija o a su amigo. Cómo siguen como si nada".
JORDI CARRIÓN