viernes, 23 de abril de 2010

Amore, amore, amore

Els Guston

La romanesa Laura Taler ha fet una obra dedicada a l'AMOR. Aquí va el trailer. Heu d'anar a la pàgina del festival i ALLÀ i ha el vídeo, no he pogut o sabut incrustar-lo directament aquí. És irreverent avui en dia parlar profundament de l'amor, l'odi ven més. En el pròxim post parlaré amb més detall sobre el tema. Amb un bisturí escapçaré de la memòria tot el que l'amor hi ha deixat enganxat.

4 comentarios:

Clément Cadou dijo...

hola Ingrid,
Una consulta a la Técnica Oficial de mi blog: pillo fotos en google images. Cuando ya las tengo en la entrada, hay una barra debajo de la imagen para ajustar el tamaño (pequeña, mediana, grande, etc.). Lo que sucede es que, cuando trato de ampliarlas, las fotos se pixelan a saco y no se ve nada. ¿Sabes qué puedo hacer para que salgan en un tamaño decente sin que ocurra eso?

Sin duda, el odio vende más (o también, sólo vende el amor irreverente)

Mil gracias (y a ver si cuelgas más poemas tuyos, aquellos del instituto me gustaron)
un saludo!
pablo m.

Tomás dijo...

Amb un bisturí escapçaré de la memòria tot el que l'amor hi ha deixat enganxat.Si lo consigues, pon una consulta y resérvame cita. Una abraçada d'abril.

hiperboreana Ingrid dijo...

hola Pablo, mejor primero guárdalas en tu disco duro, pero debajo de tu post tienes a Tomás que es un immenso fotógrafo, quizás él sabe otro truco. Fíjate que debajo de cada imagen hay la infórmación sobre el número de píxeles por pulgada que tienen, intenta coger las que tienen más. Sí, últimamente voy a tope y no me da el ánimo para estos laberintos interiores. También hay otro factor, desde que empecé hasta ahora el blog ha cambiado un poco, como yo supongo, al principio todo era más intimista, y al final he terminado haciendo recolecta de las cosas que creo que son más interesantes, más de lo que tenga que decir, aunque una cosa no excluye a la otra.
ánimos Pablo, un abrazo!

hiperboreana Ingrid dijo...

je, je, je, Tomás, podría intentarlo, aunque quizás empiece poco a poco con algo breve y temeroso y, después, ... quién sabe lo que aparece. Una altra abraçada