sábado, 27 de marzo de 2010

relato erótico-apocalíptico-integrado



- ¿Nombre?
- No lo sé.
- ¿Edad?
- Ninguna.
- ¿Sexo?
- Quizás…, pero no.
- ¿De dónde vienes?
- No lo sé.
- ¿Hacia dónde vas?
- ¿Yo?
- Sí, tú.
- No lo sé.
- ¿Qué hacías por la noche en medio de la carretera?
- Tampoco lo sé.

Por fin se había producido el milagro: los pasajeros del tren estaban en el punto más maduro de su propio olvido, no recordaban nada, eran cuerpo puro. En la plancha exterior se leía: TREN DEL AMOR, y una mujer rubia de senos duros y montañosos, de risa ancha y contorsionada, concentraba en su propia caricatura la forzada felicidad del “amor”, de aquel tipo de amor, el amor enlatado del nuevo IMPERIO, un amor paralizante, asfixiante, desalmado, un amor amoral, funcional, institucional, un amor objeto, pero de nada. Los cuerpos se acumulaban unos tras otros, nadie tenía nada que decir a nadie, las frases que se usaban eran parches. Eso era lo que permitía que la máquina del cuerpo funcionara. No pensar: progresar. No había sentimiento alguno, ni en el ‘te quiero’ ni en el ‘fóllame’; el sentimiento era algo decimonónico, un mal endémico de una edad que el gobierno había borrado. Ya no existía el “yo quiero”, “yo deseo”, “yo espero”. El cuerpo se instauraba en el presente, un presente de hierro, y el sexo era movimiento sin emoción. Eso aseguraba el funcionamiento de la gran máquina. Aún así, en las cumbres gubernamentales algo se desviaba del orden imperante, aunque todo el mundo olvidaba conciencudamente y eso no modificaba en nada al sistema. Los trenes del Amor hacían parada y entraban en unas salas oscuras donde hombres y mujeres con corbatas arrebataban los cuerpos amnésicos del peplum uno tras otro. Jadeos calculados, corridas sin viaje, penetraciones hacia ninguna parte.

Pasaron diez años y el IMPERIO seguía calculándose a sí mismo, regulando las entradas y las salidas, los nacimientos y las muertes. El gobierno, por ley, tenía el poder de modificar estos inputs y outpouts para restaurar el equilibrio del sistema. Por eso no era extraño ver remesas de recién nacidos partir hacia quien sabe donde, los viejos morir fuera de tiempo. Por aquel entonces yo seguía accediendo a las reclamaciones del gobierno, seguía siendo interceptado por su furia y deseo, pero no me ocasionaba ningún problema: olvidaba, matemáticamente, cada día olvidaba. Un día me llamaron para participar en una situación “de urgencia”, que llamaban ellos. Un coche se paró delante de mi puerta, entré, me taparon los ojos, llegué. De golpe me encontré en medio de una sala completamente iluminada, me desnudaron. Había gente, pero no se les veía la cara, me rodeaban en una especie de círculo, sentados detrás de una barra. Una puerta se abrió y entró una chica. Su expresión era diferente de todas las que había conocido a lo largo de mi vida dentro del IMPERIO. Estaba asustada. Nadie en el imperio se asustaba, todo el mundo había aceptado estoicamente la seguridad que daba el gobierno a cambio de entregarse completamente a él. Miraba al suelo, tenía en las mejillas un color rojizo, estaba avergonzada, casi no podía andar. La mandaron hacia el centro, a mí también. Era la primera vez que nadie me obligaba a nada, no había instrucciones, no había pautas. Estaba a un palmo de la chica más extraña, desnudos, sin más. Empecé a mirarla. Ella levantó los ojos, nos encontramos cara a cara. De golpe sentí una náusea enorme, aquella chica me estaba rebentando las entrañas, perdí el control de mi cuerpo, me mareaba. Ella debió notar algo porque me cogió la mano en un gesto que parecía indicar algo que no sabía. Susurró “tranquilo, no pasa nada”. Nos quedamos mirando otro rato, se notaba que un momento antes ella había estado llorando. Me puso la mano encima de su pecho, noté su corazón acelerado. Sus pechos rozaban mi mano, estaban calientes, a pesar de que ella estaba helada, acristalada, como a punto de romperse. Sentí otra vez la náusea, era su miedo. Su miedo provocaba en mí un terrible rechazo. Mi organismo estaba sufriendo convulsiones por dentro, los ojos se me pusieron rojos. Le puse la otra mano en el cuello, temblando. Los cuatro centímetros que nos separaban me parecieron un abismo. ¿Qué era aquello? Estaba sintiendo algo innombrable, algo que era más fuerte que el magnetismo de los ciclos, algo más completo que cualquier manual de instrucciones del IMPERIO. Miré sus muslos fuertes, la vi mirándome mirarla, me subió una oleada de calor desde los pies hasta el cerebro, estaba a punto de estallar. Y de golpe recordé que hacía muchos años había sentido, también, vergüenza. Era eso: vergüenza. Mi cuerpo estaba entregado, y, a la vez, preso del pánico. Para frenar esta sensación le puse la mano entre las piernas dura y cuidadosamente, ella me cogió por los brazos como si el suelo fuera a desaparecer, su boca quedó demasiado cerca de mi oreja. Noté un suspiro extraño invadir mi tímpano, y resonó por todos mis nervios abriéndome a algo inóspito e infinito, como un mar cuyo nombre era “deseo”. Ahí se quedó, tocando mi oreja. “Tengo miedo”, me susurró. Yo le dije “no te preocupes, todo va a salir bien”. “Entra dentro de mí y no me dejes”, me suplicó con un tono que rozaba el silencio. Entonces entré, concentrando todas nuestras corrientes interiores en aquel punto cero del cuerpo, anclados el uno en el otro como dos árboles que intentan echar raízes para elevarse hacia lo más alto y que encuentran en los ojos del otro la puerta hacia lo infinito del ser amado. De golpe una luz de neón empezó a parpadear emitiendo un sonido muy desagradable.

error del sistema. error del sistema. error del sistema

Volví a mirarla, ¡qué maravilla de mujer! La náusea inicial nacida del miedo a lo desconocido, se convirtió en una corriente de energía que desbordaba mi ser frente al cuerpo-espejo de ese Otro que, de tan concreto, devenía inabarcable. Entonces era eso, eso era el amor. Una puerta se abrió y entraron dos hombres vestidos de negro. Aún dentro de ella y sin apartar la oreja de sus labios, le dije “parece que vamos a morir de amor”. Y ella “parece que sí”. Y nos besamos como nadie en aquel mundo había hecho en muchos años y nos abrazamos, como si en lugar de ser la primera fuera la última vez. Y al sentir dos armas cargar la munición detrás de nuestras figuras le dije:
- Me llamo Pablo.
Ella aún temblaba con mi cuerpo abrazándola por dentro y por fuera:
- Me llamo Elena, P-a-b-l-o..., bonito nombre.
Añadí, escépticamente, aunque abrumado aún por nuestro encuentro:
- Parece que hemos llegado al final y casi no hemos empezado.
Lo último que escuché fue una especie de “pero en ese final hemos amado”. Dispararon hasta hundir todo el plomo en nuestra sangre. Fuimos, en los tiempos del IMPERIO, los primeros y los últimos, en morir de amor. Al cabo de un año, tres meses y siete días, el IMPERIO se derrumbó, aunque nuestra historia seguía llenando las bocas de la gente para animarse mútuamente y poco a poco a tomar el misterioso sendero del amor.

jueves, 25 de marzo de 2010

SOCIALISME


el gran mestre remugador torna a les pantalles amb una pel·lícula que porta per titol SOCIALISME, corejat per diferents co-directors i molts actors, entre els quals, la high Patti Smith. Encara s'ha d'acabar, però.

adjunto un fragment d'Alphaville, preciosa pel·lícula de JFG, fantàstic fragment:


PER VEURE ENTREVISTES A JLG, ANAR AQUÍ, O AQUÍ, O AQUÍ amb en Pivot, etc.

miércoles, 24 de marzo de 2010

GUUUGLE...


THE WORLD ACCORDING TO GOOGLE penjat al GOOGLE

UNA ALTRA VERSIÓ (tot i que bastant lleugera), per anar a la font clicar AQUÍ

(informació del blog BAJARSE AL BIT que trobo molt interessant)

En los ochenta Microsoft se consolidó como empresa innovadora
, locomotora de la revolución del hardware orientado al usuario/consumidor no especializado; en la década siguiente se acabó la fiesta: su tecnología se volvió altamente esclavizante y, además, cometieron el grave error estratégico de menospreciar el potencial de Internet como mercado. Su renuncia la aprovechó una joven y desconocida Google cuyo único producto era un buscador de uso y funcionamiento insultantemente fácil y eficaz. Su espartana web se convirtió en la página de inicio de millones de máquinas y ha sido (y todavía es) la herramienta que ha moldeado nuestra relación con La Red: usarla equivale a meter la cabeza en un gigantesco saco de datos y a emplearla como cedazo hasta dar con lo que buscamos. Este uso sigue vigente (hoy el 6% del tráfico de Internet comienza con una búsqueda en Google) y no tiene visos inmediatos de cambiar en lo esencial. Cuando lo haga --probablemente sustituido por la web semántica-- estaremos ante un nuevo paradigma al estilo de las revoluciones científicas de Kuhn.

En los años cero del siglo XXI Google generaba el mismo buen rollito que Microsoft veinte años antes: sus iniciativas (gratuitas para el usuario/consumidor, no lo olvidemos) se recibían con agrado y confianza, porque eran sencillas, fiables y erosionaban el poder de Microsoft, que a duras penas se reponía de cada zarpazo. Ahora estrenamos década y parece que se ha terminado el crédito: las aplicaciones y servicios de Google levantan cada vez más suspicacias, aunque es cierto que se trata de legisladores y empresas rivales, porque el usuario/consumidor está encantado de que todo siga siendo gratis para él. También es cierto que los sectores en los que desembarca son cada vez más ajenos a su tradicional binomio búsquedas/publicidad contextual, donde la hegemonía es de empresas grandes y consolidadas. La amenaza que denuncian los afectados es la misma que con los de Redmond: el monopolio de facto, con la diferencia de que allá donde entran los de Mountain View arrasan con soluciones de tan alta calidad que desplazan al resto y se hacen con el mercado de un plumazo. Sin embargo, los errores por precipitación o exceso de ambición están provocando tormentas en un paisaje dominado hasta ahora por la placidez:

1. Google se metió en un gran berenjenal con su iniciativa de escaneo de libros, provocando una riada de pleitos y acuerdos previos en forma de compensaciones económicas. Ahora que el libro electrónico está a punto de desembarcar para quedarse los actores del lado de la oferta necesitan clarificar la situación y asegurarse de que Google no les puenteará con su buscador de libros cuando haya pasado la fase de lanzamiento, u ofreciendo libros descatalogados que ha conseguido escanear en bibliotecas.

2. Los diarios, por su parte, se han hartado y han comprendido que el usuario/consumidor prefiere informarse online, haciendo que servicios como Google News (que reúnen noticias de los principales periódicos y agencias del mundo) se conviertan en la solución preferida del lado de la demanda. Los diarios han visto fracasar sus ediciones digitales cuando eran gratis total (porque no las rentabilizaban con insuficiente publicidad y una innecesaria doble redacción) y cuando eran de pago (siempre había quien mantenía la gratuidad y el negocio se venía abajo). Ahora apuestan por un desplazamiento coordinado al modelo de pago impidiendo de paso que la araña de Google se les cuele en los servidores y les indexe los titulares; y si lo permiten que al menos les pague por ello (no pueden acusarles de enlazar titulares --el enlace es libre-- pero sí de lucrarse a su costa con la publicidad contextual). Mientras se preparan para el gran salto, los grandes diarios adelgazan sus redacciones, y probablemente deberán localizar sus temas y permitir a la audiencia opinar, incluso colaborar.

3. Si el modelo de información en línea se consolida como parece las televisiones generalistas acabarán comprendiendo que sus servicios informativos y sus bustos parlantes sobran, y es probable que renuncien en favor de un puñado de webs (las cuales heredarán su obsesión por airear expresiones rimbombantes como «derecho a la información», «servicio público», «pilar fundamental de la democracia» y otras lindezas por el estilo). Sin los informativos los canales generalistas se lanzarán de lleno al entretenimiento y al espectáculo, provocando un indeseado efecto colateral: el abandono de los beneficios socializadores de su actividad, ahondando aún más en el proceso de segmentación temática y de modelos altamente cortocircuitados por la publicidad. De hecho, tras esta mutación estarán mucho más cerca de convertirse en canales temáticos o especializados.

Tras el éxito de sus sistema operativo para móviles (Android), Google se adentra en el mercado del hardware (la antítesis de sus orígenes): su propio teléfono inteligente, su propia versión del iPad, incluso el proyecto de una red por donde circularían sus datos y aplicaciones. Este anuncio coincide con la amenaza/sugerencia de los principales ISP de que Google debería pagarles por el uso lucrativo que hace de sus redes, las cuales cuesta mucho dinerito mantener (a pesar de lo cual obtienen beneficios).

Periodistas y gurús se rasgan las vestiduras por las intolerables amenazas al principio de neutralidad que esta propuesta implica; y argumentan que Internet fue concebida como una red en la que tanto da lo que circule, siempre y cuando todas las partes cumplan los estándares técnicos. Y concluyen que no es de recibo plantearse discriminar el tráfico con fines punitivos (como pretenden algunas entidades y gobiernos con el P2P) ni lucrativos (cobrar más por dejar pasar paquetes TCP/IP de una transacción comercial --es decir una comisión-- que la consulta de un estudiante a la Wikipedia).

Lo cierto es que si el principio de neutralidad existiese no habríamos asistido a varias batallas por estándares tecnológicos de grabación, reproducción o desarrollo. Si el principio de neutralidad existiese hace tiempo que todos los móviles tendrían un cargador universal. Agitar el principio de neutralidad en Internet es tan absurdo como hablar de «libre competencia», «trabajo digno» o «igualdad de oportunidades» en el mercado realmente existente.

En realidad, Internet está inmersa en un imparable proceso de privatización. Lejos quedan sus orígenes públicos (gobiernos, universidades), abiertos y desinteresados, en los que supuestamente se forjaron los principios sagrados que hoy tratan de defenderse. La apertura a la iniciativa privada, la actividad económica y la especialización han acabado convirtiendo en un mercado cada uno de los elementos que la componen. La fragmentación tecnológica y económica --además de política, social, cultural y (sobre todo) lingüística ya existentes-- es un proceso irreversible e inevitable: pagaremos por casi todo, tendremos que cruzar fronteras y necesitaremos hardware específico para trabajar con diferentes componentes y servicios. Bajo semejantes condiciones, hablar de «principio de neutralidad» es una forma tan grandilocuente como inútil de combatir las tecnologías esclavas que segmentan --y segmentarán-- Internet.

martes, 23 de marzo de 2010

LA LES Y EL REINO DE LOS LELOS



Había una vez un reino con una reina un poco especial, un país donde los bufones de la corte tenían más que decir que la misma corte.

- ¡Mi señora!¿Y aquello que nos prometiste sobre el último recital?
- Hazme un poco de memoria queridín ramoncín
- Los honorarios ad aeternum, mi señora..., los honorarios
- Mhm... -(pausa, muy larga)-, mhm..., ¿y esto tiene que ver con el honor?
- No mi señora, el honor es lo de menos, esto quiere decir que sin bufones, ¿qué sería de la corte? Los dirigentes sólo levantan polvo ante el peplum, los artistas, en cambio, hacemos con ellos lo que nos da la gana.
- Tienes razón, queridín.

La plebe internáutica se mostró muy enfadada con la nueva ley de la reina, pues atacaba directamente a la libertad del pueblo.

-LA LES ES LA LES , "¡a callar!, vociferó la reina!-" (Alicia en el País de las Maravillas).
- Señora, pero ¿cómo la llamamos a la ley?
- Ponle mi nombre, hombre, total, mi padre fue el fundador del reino...jajaja!

Durante el proceso de instauración de la ley algunos cayeron, tomados por los remordimientos. Otros, buscaron nuevas formas. El resto: silencio.

Finalmente, dos cabecillas de la plebe que entendían más de lo que la corte hubiera esperado porque la corte nunca llegó a pensar que alguien fuera de ellos podría pensar, dejando ver que en realidad lo de no pensar era una cuestión "cortés" y bufonesca, condición de posibilidad del reino; estos DOS decidieron explicar al pueblo lo que estaban gestando bufones y coronados.

-¡Esta nueva ley protege a las grandes casas y a las grandes estrellas a costa de los usuarios y los artistas menores.

El pueblo entró en pánico, empezaron a mirarse a su alrededor: ¡nadie tenía grandes casas ni nadie era una gran estrella! Lo único que tenían era el mundo, su mundo, y la ley lo que hacía era convertirlo en algo tan pequeño, tan privado, que dejaba de tener sentido como mundo.

TO BE CONTINUED!

pd.
La LES (Ley de Descargas o Ley Sinde) se ha aprobado hoy en Consejo de Ministros; aunque su objetivo es avanzar en el cambio de modelo de crecimiento, incluye un nuevo y agresivo tratamiento de las descargas.

JOSÉ MARÍA NUNES I L'ESCOLA DE BARCELONA



avui ha mort José Maria Nunes, cineasta del grup de l'Escola de Barcelona. Els seus membres formaven part de la gauche divina, la burgesia catalana que s'agençava entre Boccaccio i el Tuseet Street, aquella zona de la Diagonal de La Vanguàrdia (agafant el comentari d'un bon amic on em feia veure com n'és d'important la Diagonal per La Vanguàrdia, el diari vull dir). Més informació AQUÍ.

La gauche divina. Noms:

La mayoría de sus miembros provenían de la burguesía y de las clases altas de la capital catalana. Entre ellos se encontraban escritores y poetas como Félix de Azúa, Josep Maria Carandell, Anna Maria Moix, Terenci Moix, Jaime Gil de Biedma, José Agustín Goytisolo y Rosa Regàs, arquitectos y diseñadores como Oscar Tusquets, Ricardo Bofill, Oriol Bohigas y Elsa Peretti, cantantes como Guillermina Motta, Raimon y Serrat, fotógrafos como Isabel Steva i Hernández (Colita) o Xavier Miserachs, modelos como Teresa Gimpera, considerada musa del grupo, editores como Jorge Herralde, Esther Tusquets o Beatriz de Moura, gente del mundo del cine como Gonzalo Herralde e integrantes de la Escuela de Barcelona como Gonzalo Suárez, Román Gubern, Ricardo Franco y Vicente Aranda y otros como Jaume Perich i Escala, Oriol Regàs, Eugenio Trías y Serena Vergano.

L'ESCOLA DE BARCELONA. Noms:

El grupo que aglutinaba este término, lo formaron de manera más o menos consciente Vicente Aranda, Jacinto Esteva, Joaquím Jordà, Carlos Durán, José Mª Nunes, Ricardo Bofill, Jorge Grau, Pere Portabella, Jaime Camino, Llorenç Soler y Gonzalo Suárez, Román Gubern y Juan Amorós. De todos ellos, Portabella y Esteva fueron sus principales productores con las productoras propias Films-Contacte o Films 59.

Cronología y películas

  • 1957: José Mª Nunes, portugués afincado en Barcelona, realiza «Mañana», premonición prematura de la Escuela de Barcelona. Para muchos, su primera representante precoz.
  • 1960: Joaquím Jordà realiza el reportaje «Día de muertos», punto de vista distinto a la temática del funeral. - Jacinto Esteva realiza «Notes sur l’emigration» primer ensayo sobre la emigración española, que se premia en Moscú.
  • 1963:Jacinto Esteva realiza un potente retrato de la violencia en las ceremonias españolas en “Lejos de los árboles”. - Vicente Aranda y Romà Gubern realizan «Brillante Porvenir», inicio del cine distinto que luego pretende instaurar la Escuela.
  • 1964: Jaime Camino rompe con el cine típico playero con «Los felices sesenta».
  • 1965:Vicente Aranda realiza la excelente «Fata Morgana», considerada la primera película importante de la Escuela.
  • 1966:
    • Gonzalo Suárez realiza el corto «Ditirambo vela por nosotros»
    • Jacinto Esteva crea la productora Films-Contacto. Su primer largo es: «Noche de Vino Tinto» de José Mª Nunes.
    • Cortos «Raimón» de Carlos Durán, «Insultante» y «Circles» de Ricardo Bofill, «El horrible ser nunca visto», de Gonzalo Suárez.
  • 1967:
    • Dante no es únicamente severo”. Verdadero manifiesto de la Escuela de Barcelona. El proyecto iba a ser un compendio de cortos autogestionados que finalmente van apartándose del proyecto final, codirigido finalmente por Jacinto Esteva y Joaquim Jordà. - Gonzalo Suárez realiza su excelente “Ditirambo”.
    • Carlos Durán, «Cada vez que...».
    • Llorenç Soler «Cincuenta y dos Domingos»
    • Pere Portabella «No compteu amb els dits», con su productora Films-59
    • José Mª Nunes termina «Biotaxia» producida de manera individual.
  • 1968:
    • Films Contacto produce «Después del Diluvio» de Jacinto Esteva.
    • Jaime Camino realiza «España otra vez».
    • Ricardo Bofill reliza varios cortos en 8mm sobre la arquitectura de Barcelona.
    • Joaquím Jordà «Jardín de los Ángeles»
    • José Mª Nunes «Sexperiencias».
    • Pere Portabella, con su productora Films.59, su primer largo, «Nocturn 29», obra imprescindible dentro del cine conceptual español. * «Tuset Street», de Luis Marquina y Jorge Grau. Intento fallido de crear un producto comercial con gente de la Escuela.
  • 1969:
    • «Las crueles /El cadáver exquisito», de Vicente Aranda.
    • «El extraño caso del Dr. Fausto» y «Aoom» de Gonzalo Suárez.
    • «María Aurèlia Capmany parla d’Un lloc entre els morts» de Joaquim Jordà.
  • 1970:
    • «Cuadecuc», a partir del rodaje Drácula de Jesús Franco, de Pere Portabella.
    • «Metamorfosis», de Jacinto Esteva.
    • «Schizo», corto de Ricard Bofill.
    • «Liberxina 90» de Carlos Durán. Último film de la Escuela de Barcelona.

Dogma

Para dar cuenta del posicionamiento de la escuela, estas fueron las leyes que establecieron contra el cine «mesetario» imperante:

  1. Autofinanciación y sistema cooperativo de producción.
  2. Trabajo en equipo con un intercambio constante de funciones.
  3. Preocupación preponderantemente formal, referida al campo de la estructura de la imagen de la narración.
  4. Carácter experimental.
  5. Subjetividad, dentro de los límites que permitiera la censura, en el tratamiento de los temas.
  6. Personajes y situaciones ajenos a los del cine de Madrid.
  7. Utilización, dentro de los límites sindicales, de actores no profesionales.
  8. Producción realizada de espaldas a la distribución, punto este último no deseado sino forzado por las circunstancias y la estrechez mental de la mayoría de los distribuidores.
  9. Salvo escasas excepciones, formación no académica ni profesional de los realizadores.

ELS QUE ENS HAN DEIXAT:

- En Joaquim, mestre i amic, l'enfant terrible, però terrible de debò, ningú es quedava indiferent, ningú podia fingir al seu davant. Terribilità. Un geni, bàquic però.
- En Jacinto Esteva, en la nit del caçador.
- José María Nunes. Avui.

lunes, 22 de marzo de 2010

D'EVOLUTION SUMMIT



Cumbre ciudadana para abrir las mentes de los ministros de cultura de la Comunidad Europea, que se reunirán en Barcelona en el marco de la Presidencia Española de la Unión Europea.

Los días 30 y 31 de marzo, los ministros de cultura de los 27 países de la Unión Europea (UE), invitados por la ministra española, Ángeles González-Sinde, se reunirán en Barcelona con motivo del Congreso de la Industria Cultural organizado por la Cámara de Comercio. El Congreso tiene el elocuente título “La economía de la cultura” y comienza el día 29 de marzo.

Visto el inequívoco enfoque que sugiere el título, la comunidad creativa y la sociedad civil, a pesar de no haber sido invitadas al evento, han organizado tres días de actividades para mostrar la cultura que proponen para la era digital: un modelo de cultura que beneficie a todos, ciudadanos y creadores: un modelo que incentive la creatividad y no sólo la recaudación y, sobre todo, que no ataque a Internet ni a las nuevas posibilidades que ofrece la Red a los creadores y a la sociedad en general.

Conscientes de que posiblemente hayan dejado fuera de su Congreso a la comunidad creativa y a la ciudadanía debido a la apretada agenda de los ministros, los ciudadanos hemos querido paliar esta laguna creando un evento paralelo: el (D’) EVOLUTION SUMMIT: Los Beneficios de la Cultura.

Invitamos a los ministros, a los participantes, a la prensa y a todos los ciudadanos y ciudadanas a participar en el (D’) Evolution Summit, para comprender lo que está pasando realmente con la cultura y los creadores.

Los horarios están planteados para que sea posible conciliarlos con la agenda del programa ministerial y en todo momento habrá personal cualificado para informarles.

El Summit Ciudadano (D’) Evolution, Los Beneficios de la Cultura, explica y ofrece soluciones legales prácticas a las nuevas problemáticas basándose en el documento internacional Carta para la Innovación, la Creatividad y el Acceso al Conocimiento que se ampara en la declaración del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU [1].

Del 29 al 31 de marzo 2010 se retransmitirán en directo desde esta misma web todas las actividades del programa; un streaming permanente explicando lo que se dice en el congreso y en el encuentro de ministros y dando, las respuestas, propuestas y perspectivas de la ciudadanía, como si nos las hubiesen pedido.

En el programa se alternarán explicaciones detalladas de cuál sería la evolución hacia un modelo beneficioso para todos y cómo conseguirlo con ejemplos prácticos.

D’ EVOLUTION se divide en 6 áreas de acción:


- Nosotros(as) creamos nosotros(as) decidimos: (Click aquí)

Los artistas tienen que poder vivir de su trabajo si así lo desean

- El Cobrador del Track, reality show: (Click aquí)

Reparto justo de derechos de autor y reforma de las entidades de gestión.

- Compartir es necesario: (Click aquí)

Cómo proteger nuestro derecho a compartir, a citar y a enlazar en un mundo de individuos autónomos e interconectados

- Yo soy coproductor(a) de Vicky Cristina Barcelona: (Click aquí)

De cómo el dinero público tiene que repercutir en lo público y no ser privatizado.

- Nuevos modelos de beneficios: (Click aquí)

Los ciudadanos no somos el problema, somos la solución

Mangas Verdes dixit

- Internet no será otra TV: (Click aquí)

Defendemos la neutralidad en la red y nos encaminamos hacia Granada, próxima cita.


MÁS INFO AQUÍ!!!!