sábado, 27 de noviembre de 2010

A UNA SETMANA DEL MINIPUT! 4 de desembre al CCCB de 9.30 a 22.30h





 www.miniput.cat

"La televisión es cada vez menos informativa y se entrelaza más con el infotainment. La televisión pública está cuestionada y en revisión en casi todo el mundo y los poderes ya no pueden marcar el territorio con sus licencias. La televisión llega por todos lados. Primero fueron las parabólicas que florecían en las azoteas de los países democráticos y de aquellos que las prohibían. Ahora, internet, cada vez más imparable por muchos proxys y firewalls colocados por los censores. Edward R. Murrow, el hombre que desafió la caza de brujas del senador Joseph R. McCarthy desde la CBS ya se quejaba en 1958 cuando pronunció su famoso discurso antes los directores de informativos de televisión. Entonces Murrow se quejaba de que "el más poderoso instrumento de comunicación para insuflar en la ciudadanía las duras realidades que debemos afrontar si queremos sobrevivir no estaba a la altura de los ciudadanos. Ya creía que el público es más razonable, contenido y maduro de lo que creen la mayoría de los programadores. Y entonces la televisión estaba en la inocencia de la infancia. Las alternativas informativas de la imagen crecen ahora. (...) Pero, ¿será la nueva televisión como la vieja? Sirve de algo tener tanta oferta, tantos canales, tanta tecnología, tantas pantallas?", Juan Varela, "La televisión es personal" dins de "La televisión no lo filma", Zemos98

2 comentarios:

serrozar dijo...

Hei, tremenda Ingrid.
Perdona que no me pasara antes por tu superblog y tenía ganas, no creas.
A mí esto de la tele me tiene despistao. Tanta oferta de canales hace que crezcan los enanos de una manera brutal, programas cada vez menos cuidados en cuanto a contenidos, decorados, capacidad de sorpresa y la democratización de la mierda. Que la mierda se democratice nunca me ha parecido mal pero que ante una oferta de 40 canales digitales te encuentres cuatro que no huelan deja mucho que desear. A veces pienso que el raro soy yo porque seguramente fui de los pocos en perderme el Barça-Madrid y en no ver tele.
¿Hay tanta demanda?
Creo que el futuro está ya aquí con la televisión por web (si es que se llama así y tú que sabes más de estas cosas corrígeme).
El poder escribir un mensaje en cualquier tv de salón, tele-internet, todo junto.
No nos vamos a morir sin conocer nada mejor, Ingrid.

Un besazo, superingrid.

Procras

hiperboreana Ingrid dijo...

hei Procras! que alegría tú por aquí. Creo que desde que soy superempleada ya no soy superingrid y mi blog se ha convertido en un panfleto risible de mis quehaceres o un microrastro de lo que me apura y me contenta. Lo cual parece tarea bastante inútil. Sé que tú podrías rebatirlo todo, por eso me alegra contestarte, ya me doy por animada sin que hayas pronunciado palabra. No sufras por lo de la tele, ella simula que sufre por nosotros. Yo me perdí el partido, tengo que confesar que contra mi voluntad, porque estaba preparando clases. Tú eres de los que, como Beuys, le darías un puñetazo y te quedarías a gusto. Él además debió cobrar por ello, me imagino. La mierda es inherente a la democracia, una mierda a veces sutil, a veces de tan escandalosa pasa desapercibida. Es un efecto raro, pero es así: estamos immunes a la barbarie cotidiana. Sí: convergencia de pantallas, este es el futuro. Pero espero que de esta convergencia de medios no resulte una convergencia de miedos y simplifique las formas a partir de las cuales pensamos y comprendemos la realidad. Que la convergencia en las ventanas de como resultado una pluralidad de las miradas. Soy optimista a la fuerza, no me lo creo mucho, pero se tiene que rei-vindicar. Tu Inés debe estar dando brincos por las ramas ya. Un gran beso,
I.