domingo, 18 de febrero de 2007

MAGNETIC FIELDS

Campos magnéticos





Agujero negro en un "campo magnético"
“Pues son ésos los momentos en que algo nuevo, algo desconocido, entra en nosotros. Nuestros sentidos enmudecen, encogidos, espantados. Todo en nosotros se repliega. Surge una pausa llena de silencio, y lonuevo, que nadie conoce, se alza en medio de todo elloy calla... Yo creo que casi todas nuestras tristezas son momentos de tensión que experimentamos como si setratara de una parálisis. Porque ya no percibimos el vivir de nuestros sentidos enajenados, y nos encontramos solos con lo extraño que ha penetrado ennosotros. Porque se nos arrebata por un instante todo cuanto nos es familiar, habitual. Y porque nos hallamos en medio de una transición, en la cual no podemos detenernos. (…) Sin embargo nos transformamos como se transforma una casa en la que ha entrado un huésped. No podemos decir quién ha llegado. Quizás nunca logremos saberlo. Pero muchos indicios nos revelan que el porvenir entra de ese modo en nuestra vida para transformarse en nosotros mucho antes de acontecer. (…) Cuanto más callados, cuanto más pacientes y sinceros sepamos ser en nuestras tristezas, tanto más profunda y resueltamente se adentra lo nuevo en nosotros. (…) ¡Esto es lo quehace falta! Hace falta -y a eso ha de tender paulatinamente nuestro desarrollo- que no nos suceda nada extraño, sino tan sólo aquello que desde mucho tiempo atrás nos pertenezca. ¡Se ha tenido que revisar y rectificar ya tantos antiguos conceptos acerca delas leyes que rigen el movimiento! Se aprenderá también a reconocer poco a poco que lo que llamamos destino pasa de dentro de los hombres a fuera, y no desde fuera hacia dentro. Sólo porque tantos hombres no supieron asimilar y transformar en su interior,cada cual su propio destino, mientras éste vivía en ellos, no alcanzaron tampoco a conocer lo que de ellos salía. (…) Pero sólo quien esté apercibido para todo,sólo quien no excluya nada de su existencia -ni siquiera lo que sea enigmático y misterioso- logrará sentir hondamente sus relaciones con otro ser como algo vivo. Sólo él estará en condiciones de apurar por sí mismo su propia vida. Pues en cuanto consideramos la existencia de cada individuo como una habitación mayor o menor, queda de manifiesto que los más sólo llegan a conocer apenas un rincón de su aposento. Un sitio junto a la ventana. O bien alguna estrecha faja del entarimado, que van y vienen recorriendo de un lado para otro. Así disfrutan de alguna seguridad...(…) Si algo de lo que en usted sucede esenfermizo, tenga en cuenta que la enfermedad es elmedio por el cual un organismo se libra de algoextraño. En tal caso, no hay más que ayudarle a estar enfermo. A poseer y dominar toda su enfermedad,facilitando su erupción, pues en ello consiste su progreso. ¡En usted, querido señor Kappus, suceden ahora tantas cosas!... Debe tener paciencia como un enfermo y confianza como un convaleciente. Pues quizá sea usted lo uno y lo otro a la vez. Aun más: es usted también el médico que ha de vigilarse a sí mismo. Pero hay en toda enfermedad muchos días en que el médico nada puede hacer sino esperar. Esto, sobre todo, es lo que usted debe hacer ahora, mientras actúe como supropio médico. (…) Si he de decirle algo más, es esto:no crea que quien ahora está tratando de aliviarlo viva descansado, sin trabajo ni pena, entre laspalabras llanas y calmosas que a veces lo confortan austed. También él tiene una vida llena de fatigas y de tristezas, que se queda muy por debajo de esaspalabras. De no ser así, no habría podido hallarlas nunca...”, Rainer María Rilke, Carta 8, Cartas a unjoven poeta

6 comentarios:

bosquimano dijo...

un amigo mutuo me remitió a este post. y lo agradezco a ambos. me viene, en este momento, no como anillo al dedo (cerrado e inmóvil), sino como los anillos expansivos del agua cuando un guijarro cae en ella.

un abrazo,
bosquimano

hiperboreana Ingrid dijo...

Ah...Conozco el amigo. Bienvenido Bosquimano... Creía que no podría continuar con el blog, porque creía que no iba a poder continuar con muchas cosas. Creía que tenía que pararme, pero continuar ha sido la mejor forma de parar. Rilke es un bálsamo para el alma. Y las cor-respondencias. También las visitas inesperadas. Y la llamada silenciosa de lo que hace tiempo que vamos esperando. Oteamos en el agua hasta el último anillo que alcance la vista, allí donde quizás un árbol crece sin remordimiento, donde el hombre quizás no tiene nombre ni edad... Oteamos hasta donde el sueño alcanza. Gracias por asomarte

nes dijo...

Grin! Preciós... gràcies per continuar... potser massa en silenci sàpigues que hi som per aquí, mirant què ens expliques, qui i què ens parla , de tu , de tots...
Una abraçada infinita,
nes

veloços els trens dijo...

hola hiperboreana...
la millor llum per als retrats és a la finestra, la que llisca del nord(real, exterior i blau) indirecta dins la calmosa habitació habitada pels que es miren mirar-se i amb algunes paraules es diuen. No et conec la máscara, hiperboreana, prò és maco olorar-se.

ara llegin-te crec quasi que escriure és molt més ballar i que t'entenguéssin que no aquell que parla i parla.. bisoux bisoux

hiperboreana Ingrid dijo...

O Agni! Quina sorpresa... Saber que hi ha un a l'altra banda del mirall anima, en un sentit molt literal. Una abraçada d'aquí i ara per tu i en Marc. Gràcies. He citat Rilke. Recordo que en el seu moment vosaltres em vau regalar el llibre. I allò, en certa manera, a pesar de com em som de crònics els malalts que estem sans, em va curar.

hiperboreana Ingrid dijo...

Un amic meu que viu a Finlàndia m'enviava unes fotos precioses. Deia que no tenia mèrit, que allà és fàcil fer fotos amb la llum que hi ha. Només necessites una finestra i paciència. Com les fotos de Sudek des del seu atelier. Jo sovint parlo per no dir res, sobretot a la feina, però qui ho pot trobar! I de vegades, de cop, un descobreix o li descobreixen, que quan parla balla. Doncs aquí som. On dance.