jueves, 12 de julio de 2012

VII Conferencia Internacional sobre Investigación en Políticas Culturales - ICCPR2012

(ALERTA! això és una transcripció a-crítica del que s'ha parlat fa una hora a la sessió oberta POLÍTICAS CULTURALES EN TIEMPOS DE CRISIS, en vermell he posat les qüestions que s'haurien d'analitzar amb detall, dubte i anàlisi real i concret del sector)




4.Sesión “Políticas Culturales en tiempo de Crisis”
Modera: Fátima Anllo, ICCMU-Universidad Complutense
Participan:
Augusto Santos Silva, University of Porto (Portugal)
Joan-Manuel Tresserras, Universitat Autònoma de Barcelona
Lluis Bonet, Universitat de Barcelona

INTRODUCCIÓN DE FÁTIMA ANLLO: hace una comparativa entre la crisis de después de la Segunda Guerra Mundial y la gestación y la creación de políticas culturales que se desarrolló en aquel momento; indica que este podría también ser un momento para regenerar esas políticas culturales.

AUGUSTO SANTOS SILVA (Profesor, Ex Ministro de Cultura de Portugal, ahora no sé si es éste, o éste, lo cual cambia mucho las cosas):
  • Los recortes del 2010 agravaron un ciclo de reducción de presupuestos que se venía gestando desde el 2002. A nivel local supuso la interrupción de la políticas culturales de los Ayuntamientos que estaban en fase de afirmación, de salud.
  • Desde el 2011 los recortes son más drásticos que en los otros sectores + devaluación política del sector cultural.
  • La reacción pública, social a estos recortes ha sido muy frágil = es necesaria reivindicar una absoluta centralidad de la acción política, de la política pública para concienciar a la gente. Pide una acción política de urgencia.
  • Pide que se haga pública y evidente la paradoja de esta situación: del hecho que los recortes en cultura son irrelevantes para el equilibrio presupuestario pero catastróficos para el sistema cultural + la devaluación política del gobierno y de la administración cultural empeora la situación.
  • Fijar prioridades: 1) desvelar esta paradoja, 2) apoyo público mínimo a la creación independiente (priorizando las artes escénicas y el cine), fijar un nivel mínimo de actividad en los equipamientos públicos (museos y salas de espectáculos), fijar un nivel mínimo de mantenimiento en el patrimonio edificado.
  • Privilegiar 3 recursos: 1) redes de coproducción entre estructuras públicas e independientes, 2) redes de programación entre equipamientos públicos (potenciando los regionales), 3) mirar en aras a la financiación europea.
  • Estructurar la política cultural: 1) más recursos públicos para las actividaes y menos para la administración, 2) más interacción entre cine y audiovisuales (tener en cuenta el papel clave que en todo esto juega la televisión pública), 3) más responsabilidades para regiones y ayuntamiento (barrios creativos, empleo y emprendimiento cultural, patrimonio y turismo, festivales…), 4) más interacción entre cultura y educación, 5) menos retórica del mercado y de la gestión y más autonomía y riesgo en el apoyo público a la creación artística experimental y/o independiente.

JOAN MANUEL TRESSERRAS (ex consejero de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat de Catalunya entre el 2006 y el 2010)
  • Reclama una “nueva modernidad”, recuperar los viejos dictados de la ilustración.
  • Indica que falta conciencia entre las clases medias de la importancia de la cultura.
  • Critica el auge del entretenimiento entre jóvenes bajo coartadas tecnológicas.
  • Se lamenta de la pérdida de la cultura histórica.
  • Pone de ejemplo como modelo a seguir las iniciativas de la clase obrera a finales del XIX, principios del XX, con su creación de ateneos, bibliotecas, etc. y lo concreta con la Asociación Obrera de Concerts de Pau Casals. O con la Segunda República en la que sus representantes se erigieron como “estandartes de la razón”. (*nota personal: la comparación no es posible, los contextos no lo permiten!*)
  • Se lamenta, de que si la gente no sabe transformar la información en conocimiento no es libre. (*nota: demagogia*).
  • La cultura tiene que ser el eje de las políticas sociales, la cuarta pata de la sociedad del bienestar.
  • Pone de ejemplo el presupuesto en cultura de la Generalitat del 2008, cuando él estaba como conseller, que era de 300M de euros, el equivalente a lo que invertía el estado en pagar ansiolíticos y antidepresivos.
  • Insta que la clave es hacer más culta a la gente, como cuando en 2008 (en su época) se hizo un plan de equipamiento municipal para las bibliotecas, museos, archivos, auditorios, teatros y centros de creación. Estimaron unos 3.500 equipamientos e hicieron un plan que nunca llegó a hacerse para construir 500 más + adaptar 1.000 de estos 3.500 con nuevas tecnologías, etc. Se necesitaban 1.600M de euros que el 50% tendría que aportar el gobierno y el 50% la Generalitat. Nunca se llegó a hacer.

LLUÍS BONET (Professor titular d’economia aplicada de la Universitat de Barcelona, especialitzat en gestió, política i economia de la cultura)
  • Anuncia que esta es una crisis triple: una crisis sistémica, estructural, una crisis del estado del bienestar y una crisis de los modelos de producción, consumo y participación cultural.
  • Manifiesta una serie de riesgos: 1) el desmantelamiento de las políticas culturales locales (el Estado invierte un 1% en cultura y en cambio los ayuntamientos un 4,5%), 2) la transformación de las prioridades. ¿Cuáles son los efectos a corto y largo plazo? No se está diseñando una política de urgencia, de lo que podemos perder, 3) sólo está legitimado lo que funciona con respecto al mercado, ergo el sector público está haciendo competencia al privado (los medios de comunicación son la clave cultural para que eso decrezca), 4) hay sectores de la cultura frágiles que hay que proteger (los jóvenes, el sector independiente de alto riesgo y bajo glamour, los sectores culturales envejecidos –oficios artesanales-, todo el mundo implicado en la cohesión social, en las dinámicas socio-culturales.
  • Esperanzas: 1) la actividad cultural nunca muere, cualquier comunidad humana necesita crear. Hemos tenido una mirada excesivamente ilustrada, 2) trabajar en red, 3) preguntarse críticamente qué ha pasado, 4) desacreditar los buscadores de renta bajo una retórica buenista. Se tiene que ahondar críticamente en tres conceptos interrelacionados como son la legitimidad, la ideología y el poder.